NUESTROS DERECHOS

Regístrate para votar sin barreras innecesarias.

Participar en elecciones justas en las que los políticos no elijan a sus propios votantes.

Votar por correo o en persona y saber que su voto contará.

Acceso equitativo a la boleta electoral sin importar en qué lugar de Arizona viva, qué idioma hable o cuáles son sus habilidades físicas.

Proponer y promulgar leyes cuando los políticos no están actuando.

Sepa que cuando elija a alguien, ellos trabajarán para usted y para todos los votantes, no para los donantes de intereses especiales o los cabilderos.

LA REALIDAD DE HOY

El estado de Arizona violó la ley federal y privó de derechos a 384,000 personas en 2016.

Se estima que más de 220,000 Arizonenses, la mayoría de los cuales han completado su sentencia y libertad condicional, carecen del derecho de votar. Esto incluye 1 de cada 9 afroamericanos en Arizona.

Los políticos de Arizona, hambrientos de poder, demandaron, dos veces, para tratar de darse el poder de elegir a sus propios votantes.

En cada elección, se rechazan miles de boletas enviadas por correo porque la firma del votante ha cambiado (a menudo debido a problemas de salud). En muchos casos, al votante nunca se le da la oportunidad de solucionar el problema, o incluso se le informa que su voto no contará.

Las opciones que tiene para votar en persona varían en gran manera según el condado en el que vivas. Históricamente, los votantes de bajos ingresos y los votantes nativos americanos que viven en reservaciones tribales han tenido menos acceso a la votación en persona.

La legislatura estatal aprobado leyes,  una tras otra, que hacen más difícil y encarece la manera para que los ciudadanos de Arizona el ejercicio de su derecho al proceso de iniciativas.

Arizona tiene leyes muy débiles que hablan del conflicto de intereses y demasiados funcionarios electos de Arizona utilizan sus posiciones para enriquecerse.
 

En 2016, la legislatura estatal votó para permitir que multimillonarios y corporaciones realicen donaciones secretas a políticos.